Cada día son más y más los que no pierden el tiempo lavando y planchando.