ventajas-secadora-ropa

¡Sácale el mejor provecho a tu secadora!

Actualmente un complemento ideal para nuestra lavadora es la secadora. Con ella podemos simplificarnos el tiempo para tener nuestra ropa lista para guardar y utilizar en el momento adecuado. Pero ¿sabías que de todas maneras debes tener cuidado en su uso para que los resultados sean siempre óptimos? En esta nota te entregamos algunas recomendaciones para que la secadora siga siendo una gran aliada a la hora de tener con prontitud la ropa de tu familia.

  1. No metas más ropa de la recomendada

Una de las cosas que se deben evitar es llenar hasta los topes la secadora. Esto entorpece el correcto proceso de secado. Lo hace más lento, el resultado es peor, las prendas sufren más y salen más arrugadas. Las marcas y expertos nos dicen que debemos dejar un 20 % del tambor libre para hacer un buen uso, ya que la ropa mojada pesa más.

  1. Utiliza el manual de usuario

Cuántas veces nos ocurre que estrenamos un electrodoméstico sin abrir el manual de instrucciones, lo ponemos en marcha y comenzamos a darle uso. Error. Es imprescindible saber cómo usar correctamente un aparato para darle un buen trato.

  1. Adapta la temperatura a la ropa

Este punto está íntimamente relacionado con el anterior. Existe un programa para cada tipo de tejido con temperaturas específicas adaptadas a estos. Utilízalos para no dañar las prendas.

  1. Revisar las etiquetas

Las grandes olvidadas son las etiquetas. Estas molestan, pican y lo primero que hacemos al comprar ropa nueva, es cortarlas. Sin embargo, nos dan todas las indicaciones necesarias para realizar el proceso ideal. Lo primero que debemos revisar es si la prenda se puede utilizar o no en la secadora. Materiales como el lino, algodón o lana son desaconsejables en esta máquina o escoge programas muy específicos, porque encogen.

  1. Prohibido meter a la secadora

Si tienes aprecio por tu ropa existen prendas que no debes usar en la secadora. Prohibido meter cosas que contengan lentejuelas, perlas o similares, tampoco materiales como la espuma o la goma.

  1. Separar es la clave

De igual forma que en la lavadora separamos la ropa color de la blanca, también debemos separar a la hora del secado. Podemos hacer dos procesos de secado: uno para la ropa más liviana y otra para la más pesada. Así evitaremos arrugas y posiblemente la plancha.

  1. Mantenimiento de la secadora

Un buen uso y mantenimiento de tus electrodomésticos ayudan a su buen funcionamiento y a mantenerlo durante más años. Para el caso de la secadora te aconsejamos que realices varias revisiones periódicas.